¿Colecho sí o Colecho no?

Publicado por: Peque Deco En: Decoración Infantil En: Comentario: 0 Me gusta: 102

¿Habéis oído hablar del colecho?

Para los que no han oído hablar de él empezaré por definirlo.

“El colecho es una práctica en la que bebés o niños pequeños duermen con uno o los dos progenitores. Es una práctica normal en muchas partes del mundo, excluyendo Europa, Norte América y Australia”

En los últimos años los especialistas presentan todo tipo de argumentos para posicionarse a favor o en contra de esta práctica.

Desde PequeDeco no voy a exponer mi opinión personal dado que si tuviera que darla, por experiencia propia como madre, diría eso de que “cada niño es un mundo”, pero sí voy a exponeros las dos visiones existentes de manera detallada para que cada uno saque sus propias conclusiones.

Especialistas que apoyan el colecho

Argumentan que el bebé humano necesita cuidados constantes y sentir el calor de la madre en los primeros meses de vida. Como mamífero que es, no debemos dejarlo solo por las noches al igual que ningún animal mamífero lo hace con sus crías. Las ventajas del colecho son numerosas:

  • Favorece la lactancia materna a demanda. La producción de leche durante la lactancia se establece dependiendo de la demanda del bebé, cuanto más a menudo succiona el bebé, más cantidad de leche produce la madre. Cuando el bebé duerme junto a la madre éste puede “agarrarse al pecho” siempre que lo necesite sin necesidad de que la madre tenga que levantarse ni moverse de la cama. El bebé permanecería arropado en todo momento y no tendría que llegar al punto de despertarse y llorar para obtener su alimento. Y si se alimenta con leche de fórmula también es una ventaja el colecho. La madre puede tener todo preparado junto a la cama (leche, agua, calienta biberones…) y al mínimo gruñidito del bebé prepararlo y dárselo sin tener que sacarlo y desarroparlo.
  • El bebé duerme más tranquilo, gana confianza, no siente frío, ni miedo al no sentirse solo en ningún momento. El bebé no sentirá miedo a la oscuridad y se sentirá protegido en todo momento. Se despertará con menos frecuencia, y si lo hace, sabrá que está protegido al sentir el olor de la madre y/o padre, su respiración, su calor corporal… Asimilará que el momento de ir a dormir es algo placentero.
  • La mamá y el papá descansan mejor. El bebé se despierta menos durante la noche, llora menos y sus necesidades alimenticias se cubren sin necesidad de tener que salir de la cama. Todo ello repercute en un mayor descanso y de mejor calidad que luego se nota durante el día
  • Se refuerza el vínculo paterno-filial y se recupera el tiempo perdido cuando los papás trabajamos todo el día y casi no podemos dedicar tiempo a nuestros hijos. El colecho cubre una necesidad emocional tanto del niño como de los padres. La necesidad de pasar tiempo juntos.

 

Especialistas que se posicionan en contra del colecho

En la otra cara de la moneda están los detractores del colecho que argumentan que el bebé podría “mal acostumbrarse” a dormir con los papás y supondría un gran esfuerzo por parte de los padres llevarlo a dormir a su habitación así como un proceso traumático para el niño.

Pero el argumento más negativo por el que muchos especialistas se oponen al colecho es por el aumento de casos de síndrome de muerte súbita en lactantes (SMSL) sobre todo en aquellos bebés que duermen con progenitores fumadores.

Otro motivo de oposición es que el bebé podría resultar aplastado o sufrir de asfixia mientras los padres duermen. No es habitual que esto pase, pero se desaconseja por completo dormir con el bebé en la misma cama si al menos uno de los dos progenitores duerme bajo los efectos de medicamentos, alcohol o cualquier otra droga.

 

Los que aconsejan el colecho con limitaciones

n este sentido, entidades como Unicef, defienden que “el lugar más seguro para un bebé a la hora de dormir es una cuna adosada a tu cama”. 

Algunos pediatras como por ejemplo María Aparicio, en uno de sus estudios detallados sobre el colecho, defiende que lo más seguro para el bebé es que éste duerma en una cuna al lado de los padres, sobre todo durante los primeros 5 meses de vida.

Con todos estos datos en la mano, y como madre que soy, mi consejo es que cada madre elija la opción que mejor se adapte a su ritmo de vida y, sobre todo, que nos dejemos guiar por nuestros instintos y por lo que creamos más conveniente para nuestro bebé. Él  mejor que nadie sabe lo que es mejor.

No obstante yo me quedo con la opción del “Semi-colecho” (término que acabo de inventarme, no sé si existe,  pero es como yo lo llamo), es decir, que el bebé duerma en una cunita junto a la cama de los papás.

Y para ello creo que no hay nada mejor que utilizar una cuna de colecho.

En PequeDeco tenemos una amplia gama de cunas y minicunas de colecho, como nuestra “cuna Lucas” de la exclusiva firma BABY ITALIA o nuestra minicuna de colecho Nature de la firma Interbaby.

 En nuestra tienda online podréis encontrar muchas más.

Elige ya la que mejor se adapte a tus preferencias

¡Un saludo de Mami-deco!

Síguenos en Instagram, facebook y en nuestra tienda online www.PequeDeco.com

PequeDeco, ¡Decora su pequeño universo!

Relatado por Etiquetas

Comentarios

Deje su comentario